Diarios Íntimos del Señor de los Anillos: Parte 14

4 03 2008

El diario secreto de Elrond

Día 1:

Corté con Isildur. Como si la hobbitofilia pervertida no fuera suficientemente mala, el insisía en usar joyería de oro aún en contra de mis consejos. Confirma mis sospechas de que los humanos no sólo son la raza más débil de la Tierra Media, sino que también son muy malos para vestir accesorios.

PD: Gran batalla, ganamos, Sauron vencido. Saqueamos Barad-dur pero había una notable carencia de objetos bonitos para llevarse a casa. Los gustos decorativos de Sauron definitivamente tienden a lo negro, rugoso y andrajoso. No me va.

Día 3:

Isildur fue emboscado por orcos y asesinado. Le dije que su pobre sentido del vestir atraería a la peor gente.

Día 2,0045:

Estoy muy aburrido en Rivendell. He decidido convocar a un concilio y nombrarlo como yo. Invitaré a todos los hombres disponibles de la Tierra Media que no tengan nada mejor que hacer el fin de semana que venir. ¡Viva yo!

Espero que Legolas no asista; aún recuerdo aquella fiesta en la Segunda Edad cuando desapareció misceriosamente, junto con ocho litros de mis burbujas para baño de fresa, una botella de aceite de olivo, y tres de esas criaturitas hobbits de la Comarca que Isildur extrañamente quería tanto.

Día 200048:

Mierda. Legolas fue el primero en confirmar asistencia para mi fiesta. Desearía que no me escribiera en papel rosa perfumado porque me hace estornudar. Sin embargo se ofreció traer el juego de Twister para jugar. Eso junto a la disco ball que me prestó Sauron en la Primera Edad harán que sea una excelente fiesta.

Día 200050:

Sorpresa inesperada, ya que llegó Gandalf, aparentemente sólo para gimotear por que se bronquó con Saruman. ¿Acaso parezco House? ¿Por qué todos me traen problemas?

Día 200051:

A Gandalf no le gustó la idea del Twister y ha rechazado mi sugerencia de una polka como tema musical del Concilio. En vez de eso insiste en que nos sentemos y hablemos del aburrido destino de la Tierra Media, vencer al mal, bla bla bla. No veo por qué tenemos todos qué sufrir sólo por que Isildur nunca pudo dejar el hábito de la joyería.

Día 200059:

Gandalf me hizo regresarle la disco ball a Sauron. Me dijo que ordenara mis prioridades. Miren quien habla — él es el que atrajo una multitud esta tarde con ese truco del sombrero picudo que le gusta hacer. A Glorfindel le horrorizó tanto el truco del sombrero picudo que no dejó de sollozar hasta que lo calmamos con una aplicación liberal de la hierba de los hobbits. Las nuevas generaciones de Elfos son unos lloricas.

Día 200061:

Finalmente todos llegaron a la fiesta — oh esperen, quise decir el aburrido Concilio Secreto. Me aparté para hacer un berrinche, y me topé con un pequeño hobbit que andaba por el jadrín. Al principio creí que era un adorno de jardín. pero pronto me dí cuenta de que estaba muy vivo. Dice que se llama Pippin. Tal vez Isildur no andaba tan perdido con esto de los hobbits después de todo.

Día 200068:

Muy bien, ¿quién está usando mis burbujas para baño de fresa?

Seguramente que no fue Aragorn, juzgando por el estado de *su* cabello.

Día 200071:

Ruidos de agua emaman del baño del primer piso. Nadie puede entrar. Legonas está haciendo corajes en la sala de juntas, Boromir está rondando las piezas de Narsil, obviamente con la esperanza de que se aparezca Aragorn, y Gandalf sigue con lo del sombrero picudo. Traté de ir a meditar silenciosamente en el jardín sólo para darme cuenta de que alguien ha desenterrado todas las zanahorias. ¿que no se puede tener paz?

Día 200072:

Rechacé dejar que Arwen asista al Concilio de Eldrond, ya que si asiste, seguramente notará que tomé prestada su tiara.

La tiara se me ve mejor a mí, de todos modos.

Día 200075:

El Concilio fue muy abirrudo. Pude decir “DESTINO” unas cuantas veces en un tono muy dramático pero me temo que no impresioné al Portador del Anillo, pues él estaba ocupado defenciéndose de los avances de Aragorn, quien hacía todo tipo de comentarios sugestivos sobre la espada. Será mejor que se cuide. Sam lo matará si intenta algo.

Traté de animarme probándome el vestido morado favorito de Arwen, pero estoy casi seguro de que alguien me estaba viendo, pues podía escuchar risitas que salían del closet de la limpieza. No veo qué era tan divertido — el vestido morado se me ve fabuloso.

Día 200076:

La Comunidad se va mañana. Decidí darle a Pippin un tour de despedida por Rivendell. En el proceso, el vestido morado se aguangó todo. Espero que Arwen no lo note — se pone muy gruñona con sus cosas, y como ya cerraron el Gap de Rohan, probablemente no haya forma de conseguir otro vestido como ese.

Pippin me dijo que el morado me va muy bien. ¡Viva yo!

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: